Correspondencia Sumapaceña

Mar, 03/04/2018 - 09:07
Correspondencia Sumapaceña
Promoción de la escritura como herramienta de reivindicación de la identidad campesina sumapaceña

Una actividad que contó con el apoyo de la Biblioteca Pública Gabriel García Márquez, permitiendo realizar un intercambio de correspondencia entre la Bogotá urbana y la Bogotá rural.

En la Biblioteca Público Escolar Sumapaz para el mes de febrero, organizamos una actividad muy particular; el equipo de trabajo dispuso una mesa en la Sala General con los elementos necesarios para que los usuarios se animaran a escribir una carta a un familiar, a un amigo, donde podían firmar con su propio nombre o de manera anónima. 

El primer día pocos se atrevieron a preguntar en qué consistía la actividad; decidimos escribir la primera carta, la dirigimos a nuestros usuarios, la adornamos con viruta de lápices y colores, la colgamos junto a la mesa; fue así como logramos cautivar la atención al ver el que ese escrito le saludaba, le preguntaba ¿cómo estaba?, le decía el que, si le parecía sorpresivo, le invitaba a iniciar una amistad. Fue así como nuestros usuarios se animaron a tomar papel, esferos, colores, lápices para iniciar el ejercicio; en medio de una reunión de trabajo surge la articulación de la actividad con la Biblioteca Publica Gabriel García Márquez, se agrega un destinatario desconocido.

Correo Sumapaceño2

Para nuestra sorpresa al contar del nuevo ingrediente que tendría el intercambio de correspondencia nuestros usuarios se animaron a ser partícipes del ejercicio; rápidamente los buzones llegaron al límite; en la Bogotá Urbana niños, jóvenes, adultos y adultos mayores dejaron volar su imaginación a través de  ilustraciones, fotografías, historietas  contaban detalles de las vivencias en la urbanidad,  muchas de estas cartas  preguntaban por ¿cómo es la vida en Sumapaz? el ejercicio cada vez tuvo un mayor número de participantes. Sonrisas, alegrías, entusiasmo, agradecimientos fueron vistos en los rostros de los sumapaceños, quienes no dudaron en tomar papel para dar respuesta contando la cotidianidad del campesinado sumapaceño, agregando el que habitamos el Páramo más grande del mundo, la Localidad 20 del Distrito Capital donde se vive de manera tranquila, lejos del asfalto en compañía del agua y los frailejones. 

 

Correo Sumapaceño3

 

 

Nirza Yurani Morales Díaz
Coordinación Biblioteca Público Escolar Sumapaz