Las bibliotecas: espacios de paz y de la comunidad

Jue, 28/01/2021 - 10:59
Una infancia en la biblioteca
Realizamos un recorrido por la biblioteca Pública Perdomo Soledad Lamprea y nos encontramos con la historia de uno de sus usuarios más frecuentes: Samuel Góngora. ¡Te invitamos a conocerla!

Desde hace más de 10 años Samuel Góngora es uno de los usuarios frecuentes de la biblioteca pública del Perdomo, es estudiante de la Universidad Nacional de Colombia cursando su quinto semestre en Psicología. 

A sus 19 años, Samuel nos cuenta sobre su experiencia y la influencia de las bibliotecas en su vida, para él son lugares que fortalecen la educación y contribuyen a forjar lazos con los espacios de la ciudad. Los invitamos a conocer su historia y a visitar esta biblioteca en la que podrás disfrutar de muchos recursos, servicios y actividades especiales para toda la comunidad.

¿Hace cuánto vienes a la biblioteca, cómo la conociste? 

Bueno, creo que hace más de 10 años, digamos que la influencia fue mi mamá que me empezó a traer desde los 8 o 9 años, me acuerdo que para ese tiempo estaba un coordinador que nos invitaba a muchas de las actividades, entonces de ahí me llamó la atención venir a realizarlas, no solo a sacar libros. 

¿En qué actividades has participado aquí?

Recuerdo que los talleristas nos enseñaron a hacer muñecas rusas, origami, pintura, también asistía a los cursos de guitarra cuando tenía 13 años, esos me gustaban, pero pues hay que ser constantes. También se realizaban recorridos por las bibliotecas de la Red, uno firmaba un permiso y nos llevaron a conocer varias entre esas, la que más recuerdo, fue la visita a la del Tintal.

¿Qué bibliotecas conoces y que te gusta de ellas?

Yo conozco el nodo de Gabriel García Márquez, y pues la que más conozco y me gusta es la biblioteca del Tunal, también la Virgilio Barco me parece muy hermosa, y recuerdo la de Venecia. 

Me da curiosidad como cada biblioteca es diferente, tiene sus cosas específicas y cómo han cambiado, digamos esta del Perdomo ha cambiado un montón, antes no estaba el tercer piso habilitado solo eran las dos salas pequeñas. También a nivel general he visto la ampliación del catálogo de la biblioteca y las formas de sacar material es mucho más fácil.

¿Qué crees que hace especiales a las bibliotecas?

Creo que es ese espacio en el que se encuentra uno mismo, uno halla algo especial en los libros siempre, y además son espacios en los que uno conoce personas y se da cuenta que hay gente con los mismos gustos, eso me parece muy importante. También es significativo la labor social que tienen, ese impacto cultural, creo que podría definir a las bibliotecas como espacios de la comunidad, de paz y lugares divertidos.

Me parece muy interesante también cómo han crecido las actividades de la biblioteca con la comunidad, esta ha crecido bastante aquí en el barrio, recuerdo cuando se celebró el cumpleaños de esta biblioteca hicieron un ciclopaseo y una reunión para todos, creo que estas actividades son las que hacen especial a la biblioteca, se ve que a la gente les gusta mucho, los saca de la rutina.

¿Crees que la biblioteca es fundamental para la educación? 

Si claro, el hecho de leer lo que a uno le gusta le ayuda a uno a fomentar los hábitos de lectura y ayuda a fortalecer el pensamiento, la creatividad y la imaginación, entonces creo que es muy importante para la educación, no solo está el colegio, la biblioteca puede brindar la educación para la vida. Es un refugio y puede cambiarles la vida a las personas. 

Creo que desde cualquier forma se puede empezar, y es fundamental empezar desde lo que a uno le gusta, por ejemplo, mi hermana tiene 11 años y nunca había agarrado un libro, pero hace poco empezó a leer desde lo que a ella le gusta que en esto son los libros de Harry Potter, entonces creo que es en base a los gustos.