Los privados de la libertad comparten Cartas Abiertas

Lun, 28/12/2020 - 17:26
Los privados de la libertad comparten Cartas Abiertas
Conoce el proyecto con el que privados de la libertad colombianos y mexicanos intercambiarán correspondencia

Alguna vez el escritor británico Graham Greene dijo que escribir era una forma de terapia. “A veces me pregunto cómo se las arreglan los que no escriben, los que no componen música o pintan, para escapar de la locura, de la melancolía, del terror pánico inherente a la condición humana"

Y es que escribir no es una labor lejana que solo está en manos de eruditos, es una herramienta que todos tenemos al alcance para expresarnos ante el mundo. Esto lo sabe muy bien el Licenciado en Ciencias Sociales Sebastián Corredor, quien a lo largo de su vida profesional descubrió la necesidad que tenían las personas en condición de encierro de tener alternativas que ayudaran a su atención psicosocial desde la literatura.

Es por ello que, como estudiante de Especialización en Promoción de Lectura de la Universidad veracruzana de México, Sebastián decidió crear un proyecto para promover la escritura de cartas en los privados de la libertad como un ejercicio de resiliencia para reducir los efectos negativos a nivel psicosocial, y fue así como nació “Cartas Abiertas”. 

Este proyecto se compone de cuatro etapas: (1) Diagnóstico, (2) Formación, (3) Construcción de correspondencia e intercambio y (4) Evaluación. “Se pretende dar herramientas teóricas y prácticas a un grupo de privados de la libertad, para que a través de la escritura de cartas puedan narrar quiénes son y cómo ven el mundo”, explicó Sebastián.

En acción

Ángela Mesa, Coordinadora de la Biblioteca Cárcel Distrital, conoció “Cartas Abiertas” y vio allí una oportunidad de aprendizaje para los privados de la libertad. Por ello, en el marco del convenio interadministrativo entre BibloRed y la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, Ángela logró llevar este proyecto epistolar al proceso bibliotecario de la URI de Puente Aranda. 

Mónica Garzón, Coordinadora de Centros Transitorios de Retención de la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, y Heidy Gil, Mediadora de Lectura, Escritura y Oralidad, revelaron que 227 privados de la libertad se inscribieron para hacer parte de los talleres de escritura que se dictarán entre diciembre y enero en el proyecto “Cartas Abiertas”.

Teniendo en cuenta las medidas obligatorias de distanciamiento y bioseguridad, de ese grupo se seleccionaron 18 personas, 13 hombres y 5 mujeres, para que pudieran estar de manera presencial en las diferentes sesiones de formación.

"Pasamos celda por celda para preguntar quién quería participar en este proceso. Los interesados debían hacer una prueba: tomaban un pequeño relato de Jairo Aníbal Niño, lo leían y debían escribir una reflexión. Además, debían escribir por qué deseaban asistir al taller. Fuimos 4 personas las que revisamos todas las inscripciones y miramos su motivación, su actitud y su compromiso con el espacio, teniendo en cuenta que el taller se realiza dos veces por semana”, nos contó Heidy. 

Se planea que entre enero y febrero del 2021, se realice un intercambio epistolar con el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Pacho Viejo Zona 1 en Veracruz, México, en donde la Licenciada Quetzalli Dominguez lidera un proceso similar. Serán un total de 8 correspondencias. 

Los privados de la libertad colombianos y mexicanos realizarán el intercambio de cartas, lo cual les permitirá compartir vivencias y conocer cómo se siente la reclusión desde otras culturas. Además, la formación que están recibiendo la pondrán en práctica escribiendo a sus familias en Navidad. 

“En estos momentos no hay visitas en ningún centro penitenciario pero las familias pueden llevar encomiendas. En ese espacio queremos hacer la entrega de las cartas navideñas”, resaltó Heidy. 

Cartas Abiertas hace parte de un proceso de extensión bibliotecaria de la Cárcel Distrital con la URI de Puente Aranda. La emergencia sanitaria ha significado un verdadero reto para la Biblioteca, pero esta sigue liderando importantes proyectos que permitan seguir llevando lectura para la vida y la resocialización. “La intención es que este sea un proceso semilla que luego podamos implementar en la Biblioteca Cárcel Distrital. Es nuestra intención siempre poner en reflexión los escenarios de privación de libertad”, puntualizó Ángela Mesa.